viernes, 8 de agosto de 2014

Sanidad privada vs. sanidad pública

Cuando sos joven, solter@, con una buena salud, el tema sanitario te tiene un poco sin cuidado. Empiezas a trabajar y te dan los datos del seguro, en algunos casos público, en algunos casos privado, y te da exactamente igual. El día que te enfermas compruebas si el seguro que tenías era bueno o no, pero hasta el momento, no te habías preocupado.

Creces, llega el momento de ser padres y es ahí cuando empiezas a mirar alrededor, parejas que SUS padres les pagan el seguro privado, empleos que dan como beneficio el seguro privado de salud y tu, con tu sencilla cartilla de la sanidad pública empiezas a escuchar historias de terror y juicios: "¿como vas a atender a tus hijos en la sanidad pública?". Miras tus cuentas y tus magros ingresos y llegas a la conclusión que es lo único que puedes ofrecer.

Pues bien, investigando un poco en la cuestión, y también con sentido común, les cuento que el debate se inclina ampliamente a favor de la sanidad pública. La prestigiosa British Medical Journal realizó un estudio ( ver articulo completo) en cual destacaba por criterios médicos, porqué el afán de lucro existente en la sanidad privada, entra en conflicto directo con el objetivo de proveer servicios sanitarios.


Los defensores de la sanidad privada hablan de una mejor gestión de los recursos. Pero lo que comprueba el análisis es que los beneficios no se obtienen de una mejor gestión de los recursos sino de:

-ahorro en personal cualificado
-ahorro en la calidad de los insumos
-ahorro en la calidad del equipamiento

Estos ahorros no son perceptibles por el común de las personas. Lo que vemos todos es el aspecto hotelero y de confort de las clínicas privadas y los tiempos de espera. En contraposición la sanidad privada tiene un nivel mucho mas alto en los ingresos de sus gestores y asesores.

Lo cierto es que por circunstancias me tocó estar un tiempo razonable en el hospital (público) y en ese tiempo pude verificar como todos, absolutamente todos los casos complejos eran derivados al mismo hospital en el que estaba yo, y a partir de su ingreso los tiempos, las esperas y las comodidades de las que disfrutaban eran exactamente las mismas que las mías. La sanidad privada no tiene de momento, ni el equipamiento ni el personal cualificado para atender casos mas allá de lo sencillo. Entonces, ¿para que pagar de mas?

Entiendo que por comunidades, por pueblos, y según tus problemas particulares o los de tu familia, este análisis puede cambiar y no ser real, pero, en el común de los casos de momento en España estamos cubiertos. Yo me quedo con la sanidad pública, y Tu?