martes, 12 de agosto de 2014

Huertos verticales, la vuelta a la tierra en espacios mínimos

Los jardines verticales llegaron hace tiempo ya como alternativa de decoración verde, le da a nuestros mínimos pisos un aspecto mas natural además de todos los beneficios de vivir entre plantas. Mejoran la calidad del aire con la fotosíntesis, humidifican el ambiente hasta un 5%, absorben polución (por ejemplo absorben el formaldeído y benceno del tabaco, el tricloroetileno de los pegamentos, reducen el ruido ya que ahogan los sonidos.

Una nueva vuelta de tuerca a esta tendencia de volver a estar en contacto con la tierra son los "huertos verticales". Cambiamos los musgos y líquenes de los jardines por verduras de hoja verde, las macetas con flores por tubérculos a nuestra elección y le daremos a nuestra vida de ciudad un mínimo toque de campo.

Los huertos verticales se pueden comprar ya preparados, pero si tienes un poco de ingenio con material reciclado se pueden hacer en casa y mucho mas barato. Las estrellas son las botellas de plástico, si son de color mejor para proteger a la planta de la radiación solar:


El riego debe ser siempre desde las superiores hacia abajo, para evitar regar demás.

Y entonces, ¿por donde empezamos? Lo mas fácil son las hierbas aromáticas como la hierbabuena, menta, tomillo, albahaca, romero. Luego tenemos las verduras de hoja verde como la lechuga, espinaca, escarolas. Las zanahorias, remolachas y patatas necesitan un poco mas de espacio, como latas de pintura, donde podamos poner mas tierra con profundidad. Los tomates requieren poder "trepar" así que debemos poner un palito para que se sostenga :


Esto es ahorro original, volver a las raíces, comer mejor además del tiempo que le dediquemos a nuestro huerto es altamente desestresante. En cuanto el mío esté terminado se los muestro, quede muy entusiasmada con toda esta información, ¿alguno lo ha probado?